A Free Template From Joomlashack

A Free Template From Joomlashack

Spanish English French German Italian
Home Textos Textos Meditación: Energía vital, profunda y serena
Meditación: Energía vital, profunda y serena

Crea en ti la perfecta vacuidad.

Guarda la más completa calma.

Todas las cosas surgen del vacío

y regresan a él.

Tao Te ching, XVI

 

En el mar profundo de la conciencia, buscamos el Dao. La meditación nos ayuda a navegar entre las aguas. Si empleamos el flujo de Chi como brújula, en sintonía con el Dao, podremos explorar nuestro interior más profundamente. La meditación aporta claridad de pensamiento, serenidad y una mayor vitalidad, además de sensibilidad, flexibilidad y resistencia. Los daoístas creen que la práctica de la meditación conduce a una existencia más sana y feliz.

Desde Lao-Tse, los daoístas han abogado por serenar la mente. Aunque los primeros clásicos no aportaron instrucciones detalladas, hablan de la meditación como clave para estimular la receptividad. Los movimientos taoístas posteriores formularon varios tipos de meditación para los practicantes, diseñados para promover la serenidad interior y aguzar la percepción a la manera daoísta, es decir, para que parezca que las cosas suceden sin esfuerzo. El Dao siempre se expresa en los opuestos. Sin embargo, la serenidad no tiene porqué expresarse en la ausencia de movimiento o en la pasividad. También puede manifestarse a través del cese de las tendencias indeseables, como la impaciencia o los arrebatos repentinos. Una mente serena se manifiesta en diversas áreas de la vida. En esencia, se trata de descubrir el equilibrio natural entre la serenidad y la actividad.

Nuestros pensamientos apuntan al mundo que nos rodea. Pensamos en nuestros planes, deseos y preocupaciones. Los sabios alentaban a la gente a tomarse un respiro de las presiones cotidianas sin tener que desplazarse a ninguna parte. Si logramos que nuestra mente se serene como un lago en un día sin viento, podremos ver todas las cosas reflejadas en ella. Entonces seremos capaces de reconocer qué es lo que tenemos que hacer y cómo conseguirlo: todo adquiere claridad. Con la serenidad mental aumenta la agudeza y nuestra percepción adquiere mucha más claridad.

Todos hemos experimentado la Unidad alguna vez, aunque sólo haya sido por breves instantes; es lo que sentimos cuando todo parece fluir suavemente y estamos en armonía con nuestros pensamientos, sensaciones y entorno. El reto más difícil es mantener esta experiencia cuando las circunstancias nos impulsan a alejarnos del equilibrio. Preservar la Unidad en estas situaciones requiere cierta práctica, y ésta puede adquirirse a través de la meditación.



Añade este artículo en la web de tu red social favorita
 
 
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack