A Free Template From Joomlashack

A Free Template From Joomlashack

Spanish English French German Italian
Home

Volver

Para muchas personas, un maestro de Wushu era un hombre con poca educación en contraste con un estudiante educado. Pero Sun Lu Tang (1861-1933) es una excepción notable. Su vida estuvo llena de interesantes, incluso anécdotas anécdotas y antídotos, que hicieron posible su original estilo Sun de Tai Chi Chuan.

Creatividad

Nacido en una familia pobre en el condado de Wanxian, provincia de Hebei, Sun fue huérfano y recibió solamente un año de enseñar. Como aprendiz en Baoding, aprendió la forma con Li Kuiyan, que pensó que como alumno le había superado y lo recomendó al famoso maestro Guo Yunshen para continuar sus estudios. Después de intensos y agotadores ejercicios hasta altas horas de la noche, Sun quemó una barita de incienso y ató el otro extremo a su mano antes de irse a la cama. Cuando el calor tocaba su piel, saltaba de la cama para iniciar la sesión de mañana. Durante su estancia en Beijing, tuvo la oportunidad el baguazhang (palma del ocho-diagrama) de Cheng Tinghua y Li Yuanzhong, discípulos de Dong Haichuan. En todos estos años Sun se propuso objetivos académicos pensando que con mucho trabajo físico pero poco cultivo intelectual era un hombre incompleto. Leyó extensamente, apuntando cada refrán sabio y reflexionando sobre ello una y otra vez.. Estaba profundamente interesado en la caligrafía, la cual supuso una fuente de disfrute e inspiración. "Blando un pincel como una espada y blando una espada como un pincel" filosofaba.

Pero no fue hasta sus 50 años que sus ideas filosóficas alcanzaron madurez, dando por resultado la creación de un nuevo estilo de Taijiquan -- hasta cierto punto por accidente.

Un día se cruzó con un hombre enfermo que vagaba por una calle en Beijing. Después de preguntarle supo que el vagabundo, Hao Weizhen, no había encontrado a sus amigos a los que acudía en busca de ayuda. Sun lo llevó a su propio hogar y lo cuidó hasta que se sanó. A cambio de su amabilidad, Hao se ofreció a enseñarle el estilo Wu- Taijiquan que él había heredado de su fundador Wu Yuxiang. A diferencia de otros maestros de mentes conservadoras y con prejuicios en contra de otras escuelas, Sun estaba listo para crear algo nuevo e invirtió dos años estudiando el estilo Wu, en el cual incluyó los mejores puntos de la forma -e intensión- y los ejercicios del ocho-diagrama para formar el estilo Sun de Taijiquan. Huelga decir, que esto no hubiera sido posible sin un conocimiento profundo de sus altos logros en filosofía y literatura, gran creatividad y amplia visión como fundador del estilo.

En los ejercicios del estilo Sun uno puede ver esquivar, estirar, saltar y sujetar - los movimientos centrados en la cintura y reminiscencias de la palma de ocho-diagrama. Al mismo tiempo, hay subidas, caídas, cargas y giros del cuerpo - los movimientos con una fuerza explosiva pero sin formas definitivas que sean características de los ejercicios de la forma e intensión. Sigue siendo Taijiquan en esencia con sus movimientos circulares, agraciados, continuos, en los cuales la movilidad se combina con inmovilidad y lo lleno y vacío armoniosamente.

Sun Lu Tang fue conocido por su. Cuando una gran sequía golpeó su tierra natal en 1922, él volvió a casa con todos sus ahorros y los prestó a los más necesitados. La primavera siguiente, juntó a sus deudores y uemó todas las deudas en su presencia. Según los anales del condado de Wanxian, una mujer que iba a casarse de nuevo porque su marido la había dejado hacía mucho tiempo y no podía mantener a sus niños por más tiempo. Sun Lutang le dio una gran suma de dinero, y le dijo que había sido enviado por su marido. Fue al tiempo cuando regresó su marido que supo que él nunca había pedido a nadie que le entregara ese dinero.

Sun dijo a menudo a sus discípulos y niños que un verdadero maestro del Wushu tiene "una lengua virtuosa y manos virtuosas", que significa no hablar mal de otros a sus espaldas y tampoco herir a nadie, excepto cuando alguna persona lo fuerza a contraatacar en defensa propia. En 1923 una sociedad japonesa de bushido envió a un hombre fuerte llamado Sakagak a China a retar a Sun y miró con desprecio su delgada figura. Pero el rufián quedó K.O. en el primer ataque. En 1930, seis retadores japoneses vinieron a la casa de Sun. Para demostrar su poder físico, uno de ellos desplazó con una patada un banco de piedra que estaba en el patio trasero. Sun estaba echado en el suelo y le pidió a uno de ellos que le sostuviera la cabeza, a cuatros de ellos que le sostuvieran los riñones y al otro que quedara de pie y contara uno, dos y tres. Todos hicieron lo que se les dijo y al sonido de tres, Sun se liberó y saltó tirando a todos sus oponentes al suelo. En ambas ocasiones, los retadores le reconocieron y los invitaron a Japón para que les enseñara artes marciales, ofreciéndole por adelantado una fuerte cantidad de dinero. Pero Sun rechazó y dijo que simplemente quería enseñarles que las personas chinas no deben ser insultadas.

Sun trabajó como director del departamento de la escuela de Wudang de la academia central de Wushu en Nanjing y de director de la academia de Jiangsu Wushu en Zhenjiang. En el verano de 1933 dijo a sus hijos que él tenía añoranza, porque "todas las hojas caen para unirse a las raíces" como dice el refrán. El 29 de noviembre de ese año, dijo en su lugar de nacimiento que iba a morir al mes siguiente. Prestaron poco atención a sus palabras, pensando que fueron dichas en un soñar despierto. Exactamente 30 días más adelante, el padre los reunió y les contó historias de familia. Entonces él se cerró los ojos -para nunca volverlos a abrir en un sueño eterno. Ha dejado detrás de él un número de trabajos: Un estudio de Taiji, un estudio de ejercicios de la Forma, un estudio de ejercicios de la palma de Ocho-Diagrama, un estudio de la espada de Ocho-Diagrama y principios de las Artes Marciales siendo una herencia incalculable hasta nuestros días.

De tal palo, tal astilla (Sun LuTang-Sun Jian Yun)

Entre los discípulos excepcionales de SunLutang se encuentra su hija Jianyun (1914), que comenzó a aprender Wushu a la edad de nueve años. Ella practicaba diariamente, incluso estudiando pintura china tradicional en una escuela de bellas artes en Beijing. Ambos ella y su padre pensaban que las artes marciales y las bellas artes están estrechamente relacionas y se suplen mutuamente.

Cuando los Sun vivieron en Zhenjiang, Jianyun fue contratada como instructora de la academia de Jiangsu Wushu, de la que su padre era el director. En 1959 ella ejercvió como juez principal de las competiciones del wushu en los primeros juegos nacionales. En el otoño de 1985 Eiji Goto, presidente de una sociedad de wushu especializada en el estilo Sun de Tai Chi Chuante la invitó a Japón. Ella visitó muchas ciudades, dando conferencias y exhibiciones y contando historias sobre su padre quien puso moral sobre la técnica como maestro. Cuando ella apareció sobre la alfombra con sus pasos ligeros y comenzaba la de forma de espada con rápidas florituras y movimientos, uno difícilmente podía creer que ella pasaba de los 70 años. Aun fuera de la exhibición con su pelo todo negro y aquel resplandor en su cara no aparentaba su edad.

Como su padre, Jianyun es una erudita. Ella ha escrito algunos libros sobre el Sun Taiji, incluyendo una forma simplificada y otra forma de espada para los principiantes. A pesar de su edad avanzada ella sigue estando activa como vice presidenta de la sociedad de Taijiquan del estilo Sun.

 
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack