Qi Gong

QI GONG (Chi Kung)

    Qi ó Chi es el término chino para definir la energía natural del universo, la energía vital. En el universo está el Chi celeste (Tian Chi), compuesto de las fuerzas que los cuerpos celestes ejercen sobre la tierra, como la luz del sol, los efectos de la luna en las mareas, etc. Debajo del Chi celeste se encuentra el Chi terrestre (Di Chi), que está controlado por el Chi celeste. Por ejemplo si llueve mucho los ríos de desbordarán y cambiarán su curso. Entre el Chi celeste y el Chi terrestre se encuentran las plantas, los animales y el ser humano. Los chinos piensan que el Chi humano está controlado por el Chi celeste y el Chi terrestre y son los que determinan su destino. El oponerse a los ciclos naturales, supone recibir la enfermedad, por lo que los chinos piensan que para mantener la salud se debe seguir los dictados de la Naturaleza. Éste es el significado del Tao, que puede traducirse como “El Camino Natural”. Qigong es la ciencia, el arte que trata y cultiva esa energía, en especial de su circulación en el cuerpo humano.

El Qi, la energía que circula por el interior del cuerpo fue estudiada por lo chinos comprobando la relación entre el Qi del cuerpo y el Qi de la naturaleza, llegando a la conclusión de que esa energía era la llave para que el ser humano escapase de las enfermedades. Los eruditos y los médicos chinos fueron quienes llevaron su conocimiento a un nivel más profundo, aprendiendo  y desarrollando los métodos para conservar la salud y curar las enfermedades.

Cuando el budismo hindú fue incorporado a China, tuvo una  profunda influencia en la cultura china. El Qigong chino se vio afectado por las prácticas de meditación budista. El Chi Kung budista y taoísta se ha venido considerando como uno de los mayores logros de la cultura china. En occidente existe la cultura de que al fortalecer el cuerpo físico, también se mejora la salud; resaltando el ejercicio y el entrenamiento del cuerpo físico, pero desconociendo el equilibrio de la energía interior (Chi), que también está relacionado con las emociones y el cultivo de la paz espiritual. Las personas que realizan mucho ejercicio físico y cuyos cuerpos aparentemente resaltan fuerza no necesariamente están más sanas. La verdadera salud se comprende desde el equilibrio entre un cuerpo sano, una mente sana y una circulación de Chi constante y equilibrado. Según la medicina china, muchas enfermedades son causadas por desequilibrios de la mente. Por ejemplo, las preocupaciones y el nerviosismo pueden afectar al estómago o dañar el bazo. El miedo y el temor pueden alterar el funcionamiento normal de los riñones y de la vejiga. Esto se debe a que la energía interna (Chi)  se encuentra en estrecha relación con la mente.

La enfermedad es un síntoma de desequilibrio del sistema corporal. La curación pasa por el restablecimiento de este equilibrio saludable y dinámico. Cualquier falta de armonía den el cuerpo reverbera hasta afectar a todo el conjunto. La salud depende de la circulación del Chi a través de los meridianos energético que recorren el cuerpo. La práctica del Qigong desbloquea, intensifica o canaliza correctamente el Chi para propiciar la salud.